NOSOTROS

Somos un taller familiar orgullosamente artesano
Con más de 40 años dedicados a esta labor por parte de Joaquin Balbuena Palacios, esposa e hijos, nuestro taller es parte de la historia y tradición de Izúcar de Matamoros, en el estado de Puebla.

ARTESANOS

Nuestro taller es nuestra familia

  • Joaquin Balbuena

    Maestro Artesano

    No se crea sólo con las manos también con la cabeza y el corazón.

  • Rufina Alonso

    Maestra Artesana

    Hay que tener tranquilidad en el alma para hacer artesanías

  • Joaquin, Antonio y Lupita Balbuena Alonso

    Artesanos

    Conocimos el mundo haciendo y pintando

NUESTROS LOGROS

En estos más de 40 años de artesanos, queremos compartir con nuestros clientes los logros que nos han permitido seguir adelante, gracias a su preferencia

36

RECONOCIMIENTOS MUNICIPALES, ESTATALES Y FEDERALES

155

MODELOS DE PIEZAS

7194

CLIENTES FELICES

1178

LIKES FACEBOOK

ALMA & CORAZÓN

Arbol de la vida. Izúcar de Matamoros

IZUCAR DE MATAMOROS

Izucar de Matamoros no sólo es cuna del árbol de la vida sino de lugares y edificaciones unicas

  • HABLEMOS DE ALATRISTE, EL HEROE QUE POCOS CONOCEN

    Miguel Cástulo Alatriste

    En 1846 fue capitán del regimiento Hidalgo, guardia Nacional del Distrito Federal y en 1847 combatió bravamente al invasor norteamericano. Por sus méritos el 1.º de octubre de 1847 le fue conferido el grado de capitán del Batallón Iturbide, guardia nacional de Puebla.

    En 1853 fue electo alcalde segundo del Ayuntamiento de la Ciudad de Puebla, pero debido a sus desavenencias con el régimen de Antonio López de Santa Anna, fue desterrado a Veracruz en dos ocasiones, durante estos periodos se unió a la Revolución de Ayutla. Tras el avance de esta revolución, Alatriste regresa nuevamente a la Ciudad de Puebla, siendo designado primer alcalde de la ciudad en septiembre de 1855 y la designación de Juan N. Álvarez como presidente de la República es designado prefecto del Departamento de Puebla en enero de 1857, siéndole conferido el grado de coronel de infantería permanente.

    Fue electo como Gobernador del Estado de Puebla el 15 de junio de 1857 durante la presidencia de Ignacio Comonfort, en medio de la irritación social causada por la Ley Lerdo, teniendo graves confrontaciones con las autoridades eclesiásticas, el 10 de noviembre de 1857 tuvo que hacer frente a una conspiración en su contra, la cual fue sofocada rápidamente, siendo los promotores ejecutados inmediatamente por órdenes del Congreso en contra de la voluntad expresa del Gobernador Alatriste.

    Al comienzo de la intervención Francesa fue designado como gobernador y comandante militar del Estado de Puebla, el General José María González de Mendoza. El General Alatriste fue designado como segundo al mando, contando con apenas 500 hombres se le ordenó defender al pueblo de Izúcar de Matamoros, donde avanzaban los tropas del conservador Cobos. Sin embargo ante esta desventaja numérica Alatriste expresó su rechazo, cumpliendo las órdenes estrictamente dadas por su superior con la promesa de recibir refuerzos lo más pronto posible.

    El 10 de abril de 1862, Alatriste y sus 500 hombres se hicieron fuertes en el cerro del Calvario, pero después de cerca de 6 horas de  arduo combate sucumben ante la superioridad de los 3000 soldados de Cobos. Don Miguel es herido y cae prisionero, sabiendo que su destino estaba ya escrito pide que se le permita escribir el parte de guerra de la batalla donde resalta la valentía de su tropa. 



    A las 9:30 de la mañana del día siguiente es conducido a una capilla abandonada, en una de las esquinas del atrio de la parroquia de Santo Domingo de Guzmán. Llegando el momento fatal de su fusilamiento exclamó con voz firme 


    Muero pidiendo por el bien de mi patria y de mi familia 

    y luego dirigiéndose a los soldados del pelotón les ordeno enérgicamente

    “¡Disparen con valor, que muero por mi patria

    Fue declarado Benemérito del Estado el 28 de octubre del mismo año y sus restos descansan en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de Puebla.
  • MARIANO MATAMOROS, FUSILAMIENTO 3 DE FEBRERO

    El martes 1ero. De febrero, fue puesto en capilla Matamoros y fue fusilado el 3 de febrero, en la mañana de ese día, la caballería realista, cubrió las entradas de la ciudad, colocando retenes en las garitas y avanzadas en los caminos, en previsión de que los insurgentes, quisieran hacer alguna intentona para salvar a Matamoros…; a la vez que la infantería formaba el cuadro, en la plaza principal, donde debía verificarse la ejecución; la artillería cubría las bocacalles, a que daban acceso a la plaza, colocando en cada una de ellas un cañón cargado con metralla y los  artilleros con la mecha encendida, listos para hacer fuego a la primera manifestación de simpatía que el pueblo hiciera a favor del reo.

                La fuerza que custodiaba la plaza se componía de tres mil hombres, inclusa la artillería y una compañía de cien infantes que al mando del fiscal de la causa, Capitán Alejandro Arana, y así se formó el cuadro para la ejecución.

                Sirvió de patíbulo un tablado improvisado, de seis varas en cuadro, que se levantó junto a una de las columnas del Portal del Santo Ecce Homo; el cadalso estaba totalmente cubierto por paños negros y en el centro, pegado a la pilastra del Portal, estaba el pie de gallo que debía ocupar el reo para recibir la muerte.

                Pocos momentos después de haber llegado a la prisión, el Capitán Arana con su escolta, apareció Matamoros en la puerta, acompañado de su confesor y de otro Sacerdote y…tan luego como piso la calle, se quitó los zapatos y marcho descalzo al Patíbulo; pero en lugar de que sus verdugos lo condujeran calle recta al lugar del cadalso, del que distaba unas dos cuadras hacía el sur, lo hicieron caminar rumbo al este, por las calles de la Amargura y Reloj, siguiendo por la de Estudiante y la Aduana y doblando a la derecha, pasó por el frente del Portal de la nevería –Hoy Portal Iturbide-;dejando a su izquierda el Atrio de la  Catedral, penetro a la plaza y atravesó para llegar al lugar del suplicio.

                Matamoros desde que salió de la prisión, marcho con paso seguro y continente altivo, y rezando en voz alta y serena el Miserere; en el trayecto de las calles de la Amargura y Reloj se reconcilio tres veces, para lo cual se arrimaba contra la pared con su Confesor y los soldados iban retirando a la multitud, al llegar al cadalso, subió con pie firme y fue a colocarse en el pie de gallo, sin dejar, ni por un momento de recitar el miserere. 

    Cuando llega al pie de gallo, le ordenaron que se arrodillara, pero se negó a ello con dignidad y permaneció de pie; lo ataron al madero del respaldo del pie de gallo con un cordel por debajo de las arcas y le vendaron los ojos con un pañuelo; en seguida, a una señal del Teniente Esnaurrizar, los soldados que formaban el pelotón encargado de la ejecución: hicieron la descarga fatal, pero con pésima puntería, pues Matamoros, aunque mal herido quedó con vida y con voz agonizante, pero fuerte y serena siguió recitando en miserere, mientras los soldados se disponían nuevamente, para hacer una segunda descarga, la que acabó con su existencia a las 11 de la mañana del jueves 3 de febrero de 1814. 





    Redactor: Dr. José Luis Pasquali Sánchez

               
  • TEMPLO DE SANTIAGO APOSTOL


    Fue construido aproximadamente en el año de 1628 por los frailes dominicos. En el año 1640, el Obispo de la ciudad de Puebla, Juan de Palafox y Mendoza, le quito la administración de algunos templos a  los frailes Dominicos, Franciscanos y Agustinos. Por orden de Felipe IV Rey de España, este templo paso por algún tiempo a ser parroquia de españoles, del clero secular.

    Una de las joyas mas representativas de Izúcar de Matamoros, es sin duda la escultura de Santiago Apóstol que fue tallada y estofada en oro, a mano; una obra de arte realizada por un escultor italiano desconocido en el siglo XVI. Dicha imagen es de cedro con una altura de 2.32 metros; el caballo por otra parte está tallado en madera de nogal.

    Cuenta la leyenda que cuando el escultor llegó a Izúcar, puso por condición que tapiaran un cuarto y únicamente le dejaran una pequeña ventana por donde le pasarían los alimentos. Pasado algún tiempo ya no se escuchaba ruido alguno de donde el escultor, por lo que fueron a cerciorarse y con sorpresa se encontraron terminada la escultura, pero el escultor no pudo ser localizado.

    El 25 de julio se lleva acabo año con año la fiesta de este santo, venerado en Izúcar de Matamoros, y localidades vecinas. Dichos festejos se inician con el novenario previo, ya en la madrugada del 25 de julio se presentan tríos, mariachis, rondallas y demás grupos musicales de la región para las tradicionales mañanitas.












    * Sánchez-Cruz, M. "Izucar de su historia", S/E. pag 114-115
    *Imagen The mixteca times
  • ETIMOLOGÍA

    IZÚCAR: Nombre antiguo en lengua náhuatl "ITZOCAN"

    Significado de ITZOCAN: Lugar  donde se labra obsidiana.

    Cuando se realizó la conquista, los español no podían pronunciar Itzocan y algunos pronunciaban Ozúcar y otros Itzucan, a través del tiempo se degeneró el nombre de Itzocan por el de Izúcar.

    Poco después de la Independencia de México, a la mayoría de las poblaciones se les fue agregando el nombre o el apellido de algunos héroes o libertadores. En Izúcar se libraron varias batallas importantes para la historia de la Independencia, y entre otros, fue protagonista el caudillo insurgente Don Mariano Antonio Matamoros Guridi, de ahí que se le agregara por decreto Estatal, con fecha 29 de Octubre de 1825, el apellido de dicho personaje, quedando a la fecha Izúcar de Matamoros. Además dentro del mismo documento fue elevado a la categoría de ciudad.

    Todas las personas nacidas antes de la conquista son Itzocanos y después de la conquista Izucarenses.

    Debido a la privilegiada posición geográfica, a sus campos fértiles, a la abundancia de agua, a la gran variedad de animales de caza y pesca, Izúcar, ha sido ya desde antes de la conquista así como en la actualidad, cruce de caminos. De ahí su importancia cultural y económica.













    *Sánchez-Cruz, M. Izúcar en su historia. Pag 12. S/E
  • SANTO DOMINGO DE GUZMAN (Parte I)

    Los primero religiosos que llegaron a Itzocan, fueron los Dominicos de la orden de Santo Domingo de Guzmán, en el año de 1528. En 1530 fundaron un Monasterio-Parroquia que llegó a se viaria, hasta el año de 1540.

    En 1552 se inicio la construcción del convento, dichas obras fueron dirigidas por el notable constructor español dominico, Fray Juan de la Cruz, célebre por sus construcciones de este tipo, ya que además de este convento en Izúcar edificó uno en Coyoacan y otro en Tetela del Volcán.

    Para 1575 fue puesto al culto el templo, y terminado el convento en su totalidad en 1612, siendo así el más antiguo existente en Izúcar de Matamoros, y poblaciones vecinas.

    Cabe mencionar una de las curiosidades referente a la construccion del convento fue, que los frailes dominicos pedían de limosna a la mayoría de los feligreses locales, huevos de ave y nopales, ya que estos en combinación con cal molida arena y agua, obteniendo una masa compacta que al poco tiempo endurecía, funcionando como mortero e impermeabilizante.

    Los artesanos de aquella época lograron hacer una obra de arte de este convento, ya que sus retablos, el Altar Mayor y el Sagrario, todo fue hecho a mano totalmente de madera de cedro tallada y estofada en oro, con un estilo churrigueresco.

    Actualmente se efectúan las fiestas de Santo Domingo de Guzmán el día 8 de Agosto, todo el sabor de la provincia mexicana se siente al ver como días antes de la fiesta llegan en procesión el Santo Patrón de cada barrio junto con su gente, donde el mayordomo de cada barrio trae un presente para Santo Domingo, como pan, fruta, cera y flores.

    GALERIA

    Todas las piezas que aparecen acontinuación se encuentran protegidas por la marca registrada Balbuena Alonso en el IMPI.

    CONTÁCTANOS

    Para tu comodidad, tenemos diferents medios de comunicación

    • Calle: del Bosque No5 Barrio Santa Catarina
    • Persona: Joaquin Balbuena
    • Teléfono fijo:
      01 243 436 1639
    • Teléfono celular:
      +052 243 100 8502
    • País: México
    • Email: balbuena.alonso@gmail.com

    Tienes alguna duda o necesitas una cotización

    Envianos un correo electrónico y nosotros te la enviamos